Lecciones de ES 2017

Muchas personas e iglesias están familiarizadas con Jesús y predican de Él, presentando principalmente los eventos relacionados con su ministerio terrenal. Ellos comienzan hablando de su nacimiento, continúan con su predicación y muerte, y terminan con su resurrección y ascensión. Fuera de eso, parece que no hay mucho que decir. Pero su ministerio terrenal fue sólo parte de su gran obra por la humanidad. Su ministerio implica todo esto y mucho más. Refriéndose a esto, el profeta Isaías escribe: “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz” (Isaías 9:6). Asimismo, la carta a los hebreos presenta su ministerio en el santuario celestial como el gran Sumo Sacerdote. En otras epístolas, hay referencias para su intercesión en el cielo, mostrando claramente que su ministerio no culminó con la ascensión. El apóstol Pablo escribe: “E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, Justifcado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria”(1 Timoteo 3:16).

Hemos sido inspirados mediante el estudio de la “Vida, obra, y enseñanzas de Jesús” en varios semestres anteriores. Deseamos concluir esta serie con las escenas fnales de su vida sobre la tierra, su ministerio celestial, y su segunda venida. Que estas lecciones sean una gran bendición para cada creyente que espera anhelosamente el retorno del Salvador.  

Que mientras estudiemos estas lecciones, ocurra el milagro de reflejar el amor de Jesús y seamos una luz para otros.

–Los hermanos y hermanas de la Asociación General y del Departamento Ministerial

Descárgalas aquí

S5 Box

Login